No pierdas las Ganas de Jugar

No pierdas las Ganas de Jugar

Los juegos previos no son algo que no conozcas, pero puede que hasta ahora no le hayas dado la importancia que merecen. Porque estos, aunque no lo creas, son mucho más relevantes de lo que puedes llegar a imaginar. ¿Sabes que hay gente que disfruta a veces casi más con los juegos previos que con la penetración? Estos no solo forman parte del sexo, sino que lo hacen más pícaron, más divertido y, por qué no decirlo, también más travieso, algo que a todos nos fascina.

Vayamos al grano, ¡no te pierdas estos juegos previos!

1. Un baño erótico y relajante.
Llegas a casa después de tantas horas fuera. Estás cansada (o) y solo quieres descansar… ¡no sin antes darle una alegría al cuerpo! Tú llegas antes, así que debes encargarte de preparar algo muy, muy erótico. Toma unas velitas que le indiquen el camino desde la misma puerta de la entrada hasta la ducha. Por el camino, ¡deja huellas! Algunas prendas de lencería erótica pueden ser ideales. Que cuando llegue, ¡te vea list@ para conceder uno a uno todos sus deseos… acuáticos! Además, y si lo deseas no te pierdas nuestros juguetes sumergibles para complementar así tu baño aún sea más divertido!

2. ¿Quién es quién?
Convertete en ese bombero de sus sueños o en esa secretaria de escándalo y juga a que no lo conoces… ¡aseguramos que pondras como una moto! Y si no, imagínate llegando a casa y encontrarte a tu pareja esperándote con un buen disfraz erótico… Seguro que ya sabes cómo terminará la cosa…

3. Caricias inesperadas.
Ya estás hiper cansado (a) y en la cama, supuestamente para dormir. Y, de pronto, ¡sorpresa! Prende la llama haciéndole esas caricias que tan loco lo vuelven. Roza suave, muy suavemente, sus genitales y juega a que ya has acabado… pero insiste y cada vez perdura más tiempo y toca una zona erógena diferente.

4. Mimos orales.
Que baje con su boca abajo y que comience una fiesta de besos sensuales que recorran uno por uno todos los putos de su piel. Cuando llegues al cuello, haz que se gire boca arriba… ¡y a por las zonas erógenas ! Además, si quieres dispones de toda una gama de cosméticos comestibles que harán que los lametones sean aún más dulces!

ÉXITO !

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *