Propósitos sexuales para el Año Nuevo

Propósitos sexuales para el Año Nuevo

Ya se va un año, ha sido rápido y lleno de experiencias…..

Creo que cumplí la mayoría de mis propósitos sexuales del año pasado, donde destacaban “aprender a hacer un lap dance” y “tener orgasmos en otras posiciones”. Bien por mí. Ahora que se vienen otros 365 días, esta es mi propuesta de objetivos sexuales (en las supersticiones siempre se en listan 12 cosas, por los doce meses del año. En este caso no serán tantas, pero tú puedes agregarle las que quieras).

Hacer Ejercicios de Kegel

Hablando con la verdad, este es el único propósito de año nuevo que nunca cumplo, y que vuelvo a replantearme cada vez que hago esta lista. Porque ejercitar el suelo pélvico Es importante, trae muchos beneficios y además es necesario para la vida futura. Además, en Se-Tú hay muchas alternativas para poder ayudarte con el ejercicio, por lo que debería ser sencillo. El problema es que siempre se me olvida hacerlo, hasta que leo la palabra Kegel en algún lado y ahí mismo empiezo a apretar y soltar, como si 10 repeticiones al año sirvieran de algo. Este año, quiero mantener en forma mi suelo pélvico, para tener mejores orgasmos y no hacerme pipí de vieja. He dicho. Voy a buscar mis bolitas.

Leer más Literatura Erótica

Leer el 50 Sombras de Grey es una puerta de entrada para muchos otros libros del mismo estilo. De hecho, existen varias imitaciones, con hasta los mismos colores de portada. Pero resulta que la Literatura Erótica no es algo nuevo, existe desde hace muchísimo tiempo, y tiene grandes exponentes. Son libros clásicos, entretenidos, y sobre todo: puedes sacar buenísimas ideas para hacer realidad. Además, te calientan más que el porno según yo, por lo que se le saca harto beneficios. Algunos títulos: “Lolita” de Nabokov, “Las Edades de Lulú” de Almudena Grandes, “El Amante de Lady Chatterley” de David H. Lawrence, o cualquiera de los diarios de Anaïs Nin.

Tener sexo en otros lugares

Para ser sincera, me voy a cambiar de casa en un par de meses más, y ya estoy ansiosa por bautizar todos los lugares posibles. Y justamente pensando en eso, creo que llevo mucho tiempo teniendo sexo exclusivamente en camas y en un sofá. Esa sensación adolescente de tener sexo en el auto o de manosearse en el ascensor, van muriendo con la adultez, porque sabes que pueden llegar los pacos o que hay cámaras en tu edificio. Bueno, hoy decido ponerle un punto final a esta situación, y tener sexo al menos una vez en un lugar que no sea mi casa. No un motel, obvio.

Tener orgasmos en otras posiciones

Sé que es un propósito antiguo este, pero es que si lo piensas, igual es infinito, o al menos tienen tantas opciones como el juego de cartas Posición del Día. Porque las mujeres somos complejas para esto del orgasmo. Necesitamos previa, lubricación, ángulo, y un estado mental propicio. Si falla una de estas variantes, falla todo. ¿O no te ha pasado que estás a punto de tener un orgasmo, tu pareja cambia el ritmo, y adiós ocho segundos de felicidad. Triste momento que todos hemos vivido. Además, siempre hay una o dos posiciones en las que sabemos que vamos a tener éxito, y uno recurre a ellas cuando ya está listo para el fin. Bueno.

La propuesta para este 2015 es que ampliemos un poco más la mente y practiquemos otras posiciones hasta llegar al orgasmo. Al final, esto es todo una cosa de práctica, y entre más lo intentes, tu cuerpo va a aprender. Ese es mi lema y resulta.

Tener un orgasmo de Punto G

Hay mujeres que lo hacen naturalmente, o que tienen una facilidad para esto de la estimulación del punto G, pero no es mi caso. Y de hecho, no es el caso de la mayoría tampoco. Pero no es imposible, y se logra con práctica y comunicación con la pareja. Tengo un libro muy interesante al respecto, que te recomiendo si quieres intentarlo. Se llama “Smart Girls Guide to the G Spot” y es de la periodista Violett Blue. Es explicativo sobre la anatomía y el funcionamiento del Punto G, y además te ayuda a explorarte para llegar al ansiado orgasmo. Me he dicho a mí misma que lo intentaré muchas veces, pero te juro que este año lo hago. Y si lo logro, de seguro lo lees acá.

¿Algún otro propósito que quieras compartir con nosotros?

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *