Sexo oral, de ella para él

Sexo oral, de ella para él

El sexo oral es una de las actividades predilectas, quizás la más erótica para la gran mayoría de los hombres. Según estadísticas, sólo del 1 al 3 % de ellos dice que la idea de recibir sexo oral les disgusta. En definitiva es algo esencial en el encuentro erótico y debe resultar placentero para ambos miembros de la pareja al momento de practicarlo.

Sin embargo el sexo oral es algo que queda pendiente en muchas mujeres, no sólo porque se nieguen a llevarlo a cabo, sino porque no saben bien cómo hacerlo. ¿Debo apretar, morder, chupo?, ¿Fuerte, suave, con la mano? Como todo, también el sexo oral tiene algunos secretos y técnicas. Aquí te damos algunos tips:

– Cuida tu higiene personal, bucal y corporal antes y después del acto.
– Ellos sueñan con que a ti te guste practicarle sexo oral. Y si tú eres quien toma la iniciativa, lo tendrás completamente a tus pies. Sorpréndelo en cualquier sitio y en cualquier momento.

– Si a ti no te excita, nunca serás buena en esto. No actúes, siéntelo y disfrútalo, simplemente estás besando y acariciando una parte de su cuerpo. Piensa en el placer que estas produciendo y aprovecha para poner en marcha tu imaginación, seguro llevará a que te acaricie y jueguen mientras lo haces.

– A los hombres les proporciona mucho morbo y placer verte hacérselos. Ponte de rodillas frente a él y si, además, utilizas dress code (unas botas altas y un conjunto de lencería negro, por ejemplo) lo volverás absolutamente loco.

– Nunca sabes cuánto va a tardar él en llegar al clímax así que ponte lo más cómoda posible para no acabar con las rodillas destrozadas, las piernas dormidas y el cuello dislocado. Alterna la boca y la mano para descansar (mientras, puedes acariciarle el pecho o besarlo).

placer9

– No vayas directamente al sexo oral y trata de retrasar el tan esperado momento para él. Eso hará que se muera de ganas, acarícialo, besa sus testículos, recorre el pene con los labios y la lengua. Cuando empieces, utiliza la mano y la boca a la vez, te cansarás menos y él tendrá muchas más sensaciones. Después podrás alternar la boca y la mano y cuidado con los dientes, estos llegan a lastimar.

– Varía a lo largo del pene con besos suaves, caricias y lamer. Eso incrementará el placer del hombre.

– En cuestión de sexo oral, cada hombre y cada cuerpo es un mundo. Preguntarle lo que más le gusta es muy útil y si no te dice, observa sus gestos y gemidos que te guiarán en el ritmo y presión a seguir.

– Cuando sientas que su respiración y su pulso se aceleran ¡no pares!. Mantén el ritmo hasta el final y continúa estimulando sus testículos para aumentar su placer. Cuando él esté a punto, decide… ¿fuera o dentro? La decisión es tuya y si tienes claro que será fuera pídele antes de empezar que te avise.

Por último recuerda que el sexo oral es la mayor fuente de excitación para el hombre. Deja de lado posibles prejuicios y, si es tu deseo, comienza a practicarlo más a menudo.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *