Eyaculación precoz, Cómo retardarla?

Eyaculación precoz, Cómo retardarla?

La eyaculación precoz ocurre demasiado pronto (antes de lo que a usted le gustaría) y, sobre todo, sin posibilidad de control alguno. El hombre es incapaz de sentir las sensaciones preorgásmicas, ya que la excitación sexual, que se intensifica muy rápidamente, le provoca enseguida el reflejo eyaculatorio. Así, la eyaculación sobreviene en los preliminares, en el momento de la penetración, justo después, o incluso antes de que el pene esté en erección. Este problema suele afectar a los hombres al principio de su vida sexual. También puede aparecer ocasionalemente, por ejemplo, tras un largo período de abstinencia o al comienzo de una nueva relación; pero se vuelve muy molesto si ocurre en casi todas las relaciones. Uno de cada tres hombres confiesa eyacular antes de lo previsto.

1 – Causas posibles de la eyaculación precoz

Las causas pueden ser orgánicas: infección de la próstata o de la vejiga, desequilibrio hormonal (la carencia de testosterona es frecuente en los hombres maduros), lesión de la espina dorsal, esclerosis de placas… Entonces deberá consultarse un médico o un urólogo para determinar si se trata o no de un problema neurológico.
Habitualmente, las causas son psicológicas. Si siempre ha sido un eyaculador precoz es porque carece de aprendizaje o ha aprendido, inconscientemente, a eyacular antes de tiempo. Según Masters y Johnson, los jóvenes que se masturban o hacen el amor las primeras veces, se sienten culpables o quieren evitar que les sorprendan. Ésta sería la razón por la que han aprendido a eyacular rápidamente y han conservado esa costumbre.

Otra posible causa: si se ha acostumbrado a practicar el método anticonceptivo (poco fiable) de “sacarla antes” , lo más seguro es que haya perdido la sensación de contacto con la vagina y la sensación que puede procurarle una penetración más larga.
A lo mejor, las causas de su eyaculación precoz son el estrés, el miedo al fracaso o la obsesión de la proeza física. En dicho caso, tenga cuidado con este círculo vicioso: si ha perdido todo el control durante el coito porque estaba estresado, es posible que la próxima vez todavía esté más tenso, y eyaculará rápidamente.

Consecuencias

Usted se siente frustrado y su compañera igual. Su miedo a la eyaculación precoz socava la confianza en sí mismo. Así, usted evita hacer el amor, su compañera piensa que está huyendo de ella, que ya no es deseada ni deseable (a no ser que lo haya verificado en otra parte). Debe hablar abiertamente con su compañera para evitar crear tensiones y conflictos en la pareja. Este problema puede incluso llevar a otros, como los trastornos de la erección.

2 – Cómo controlar su eyaculación

Cuidado con las falsas soluciones
Puede que usted sea más sensible que otros hombres a las sensaciones eróticas. Aunque ésta no es una razón para utilizar dos preservativos, untar el pene con crema anestesiante o tomar ansiolíticos; estos últimos no le ayudan a controlar la erección, sólamente la retardan… y si los deja de tomar seguirá confrontado al mismo problema. El objetivo no es ni que usted sea menos sensible, ni aguantar a toda costa, sino eyacular en el momento preciso, es decir, cuando su compañera y usted lo deseen. No pruebe a pensar en otra cosa, concéntrese en sus sensaciones.
.
Masturbación : deténgase antes del orgasmo

Para controlar la eyaculación tiene que aprender a no sobrepasar el punto a partir del cual la eyaculación es inevitable. Primera etapa: mastúrbese variando las caricias y detenga la estimulación justo antes de que ésta sea demasiado intensa. Así, el placer durará más.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *